Del plástico al cartón: el camino hacia un futuro más sostenible

La sociedad está cada vez más concienciada con el cuidado del medio ambiente y el problema de los residuos plásticos que acaban en el mar. Existen estudios que respaldan esta hipótesis, como el estudio de mercado de ProCarton que afirma que el 77 por ciento de los consumidores europeos están dispuestos a pagar más por un envase respetuoso con el medio ambiente.

Este estudio fue uno de los que mencionó Pablo Serrano, Secretario General de ASPACK, en la introducción a la mesa de debate Del plástico al cartón: el camino hacia un futuro más sostenible que organizó la asociación española de fabricantes de envases de cartón en la feria Free From Plastics Packaging, celebrada en Fira Barcelona los días 28 y 29 de mayo. En la mesa participaron también otras entidades de la cadena de valor –Aspapel, Recipap y AFCO– y dos empresas proveedoras de materia prima –APP y Fedrigoni–.

“Este viaje del plástico al cartón no es nuevo, sino que la cadena de papel y el cartón lleva décadas explicándolo y trabajando de forma conjunta en esta línea”, afirmó Pablo Serrano, que mostró varios casos de envases que han destacado por su originalidad y por haber utilizado el cartón en sustitución de otros materiales menos sostenibles.

La sostenibilidad del papel y el cartón empiezan desde su producción, explicó Carlos Reinoso, Director General de Aspapel. “La industria de la celulosa y el papel es una bioindustria circular que lidera la descarbonización”. Y añadió que en la industria papelera se produce una doble circularidad: “la natural, ya que los productos proceden de fuentes naturales y renovables; y la circularidad social e industrial del reciclaje”.

A estos datos de sostenibilidad y reciclaje, Joaquín Fernández –responsable de UNIQ, sello de calidad agrícola de AFCO– añadió los referentes a la resistencia de los envases de cartón, lo que los hace totalmente aptos para el envasado de alimentos: “lo que se le pide a un envase para alimentos es protección y eficiencia, higiene y seguridad, sostenibilidad y que sirva para transmitir imagen de marca”, explicó. “Todo esto lo tenemos con el cartón”.

Para Laura Barreiro, responsable de Sustainability & Stakeholder Engagement para Europa en APP, la sostenibilidad ha de estar en el centro de la estrategia de cualquier empresa: “la sociedad demanda reducir la cantidad de embalajes”. Y no solo eso, sino que el hecho de que un embalaje sea reciclable y proceda de material reciclado son valores que la sociedad aprecia.

El compromiso con la sostenibilidad es, por tanto, un valor empresarial que se alinea con la economía circular, con la eficiencia energética o el propósito de reducir la huella ambiental, pero es también una respuesta a las tendencias de consumo de la ciudadanía, que está cada vez más concienciada y que valora el impacto ambiental en sus decisiones de compra. “Los consumidores buscan productos renovables, reciclables y bajos en carbono como el papel, que está sustituyendo en numerosas aplicaciones a productos procedentes de recursos fósiles no renovables”, aseveró Carlos Reinoso, Director General de Aspapel.

Y en este contexto es importante remarcar que, según los datos de la memoria de sostenibilidad de Aspapel, la tasa de reciclaje de la industria española es del 74 por ciento, 12 puntos por encima de la media europea.

Volver