Papel y cartón: radiografía de un material alineado con la economía circular

El papel y el cartón son materiales biodegradables y compostables que están totalmente alineados con los objetivos de la economía circular y que allanan el camino hacia un futuro más sostenible. Así lo comprobamos en la jornada sobre biodegradabilidad y compostabilidad que organizaron ASPAPEL, AFCO, ASPACK y La Bolsa de Papel el 3 de abril.

Jordi Palau, experto sostenibilidad en ITENE –el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística– fue uno de los ponentes de esta jornada, en la que habló de la biodegradabilidad y la compostabilidad del papel y el cartón en una charla centrada en aclarar conceptos y presentar procesos de ensayos.

Palau comentó que el consumo de papel y cartón iba en aumento, pero a su vez también lo hacía la tasa de reciclaje: actualmente se recicla en España el 73,8 por ciento del papel y el cartón que se consume, lo que facilita que se introduzca gran cantidad de materia prima reciclada en el proceso de fabricación de nuevos productos. Esta es precisamente una de las ventajas del papel y el cartón en la industria, además de que son ligeros, fáciles de fabricar, moldear y colorear y que son materias primas económicas.

Otra de las grandes ventajas del papel y el cartón frente a otros materiales es el tiempo que tardan en degradarse: el papel y el cartón tardan un año en descomponerse de manera natural, frente a los 10 años que necesita una lata de refresco, los 30 que necesita un tetrabrik o los más de 100 que necesita el plástico.

Pero a la hora de elegir la materia prima para cualquier producto no solo hay que tener en cuenta su capacidad de reciclaje, reducción y reutilización (que conforman las tres “r” de la circularidad), sino que también hay que incluir en el diseño la evaluación medioambiental para reducir y prevenir el impacto que produce en la salud humana y en el entorno.

Lo primero a la hora de diseñar un producto y elegir los materiales con los que se van a fabricar es conocer las diferencias entre los materiales biodegradables y los compostables. Un material biodegradable es aquel que puede descomponerse en elementos químicos naturales por la acción de agentes biológicos como las bacterias, las plantas o los animales, junto con otros agentes físicos como el sol o el agua, en condiciones ambientales que se dan en la naturaleza y que transforman las sustancias en nutrientes, dióxido de carbono, agua y biomasa. Compostable, en cambio, significa que puede ser degradado por la acción de organismos produciendo dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa en un periodo de tiempo controlado y bajo unas condiciones determinadas.

Jordi Palau mostró varios ensayos en los que se comparaba la biodegradabilidad y compostabilidad de distintos materiales, especialmente plástico y cartón para su uso en envases. La economía circular busca alcanzar un 100 por 100 de reciclado y el papel y el cartón son aliados claves para alcanzar este objetivo.

Estrategia a nivel europeo

La Unión Europea quiere reducir el impacto de los plásticos en el medio ambiente y para ello ha aprobado una nueva directiva europea que establece para 2021 la prohibición del uso de plásticos para productos de un solo uso cuando haya alternativas fácilmente disponibles y asequibles.

Los países de la UE se marcarán objetivos de reducción del consumo de envases alimentarios de plástico, así como objetivos de recogida, pues tendrán que recoger el 90 por ciento de las botellas de plástico de un solo uso hasta 2025.

Todas estas políticas irán acompañadas de medidas de sensibilización. Los estados miembros estarán obligados a concienciar a los consumidores sobre los efectos negativos de tirar plásticos de un solo uso y a facilitar información sobre sistemas de reutilización y opciones de gestión de residuos para todos estos productos.

En este marco de restricciones al plástico, la cadena de valor de la industria del papel y el cartón ha de presentar sus alternativas a estos productos, muchas de las cuales ya están empezando a verse en el mercado.

Volver