El sector agroalimentario busca un modelo de desarrollo más sostenible con el envase de cartón como aliado

La industria agroalimentaria tiene un importante papel en la transformación de nuestro sistema socioeconómico hacia un modelo de desarrollo sostenible y busca la manera de conseguir que esa transición sea lo más rápida posible.

Plantear este reto y buscar formas de conseguirlo era uno de los objetivos del I Congreso de Desarrollo Sostenible que se celebró el 26 de febrero en Madrid congregando a más de 200 profesionales y que fue organizado conjuntamente por FIAB (Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas) y AECOC (Asociación de Empresas de Gran Consumo que representa al 20% del PIB nacional). El evento contó también con la colaboración de AFCO, la asociación de fabricantes de embalaje de cartón ondulado, que recordó que el cartón es el material de envases sostenibles por excelencia bajo el lema “sostenibilidad sin límites”.

El presidente de ASPACK y director general de Drimpak Alejandro García acudió al encuentro con el convencimiento de que el packaging de cartón puede ser un gran apoyo en este proceso de transición hacia la economía circular y un modelo más sostenible. Y así lo confirmó Johanna Drake, Directora General Adjunta de Medio Ambiente de la Unión Europea, que habló sobre economía circular y la Estrategia Europea de Plásticos. “El uso actual del envase de plástico es insostenible desde el punto de vista medioambiental y económico”.

Alejandro García, Presidente de ASPACK y Director de Drimpak, con Leopoldo Santorromán, Presidente de AFCO, en el Congreso de Desarrollo Sostenible.

“Hay que avanzar y satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las de generaciones futuras”, destacó el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, que hizo hincapié en la implicación de toda la cadena hasta el consumidor para construir un sector, una economía y una sociedad con futuro.

En esa cadena, el envase y el embalaje tienen un papel muy importante y cada vez hay más marcas que apuestan por el papel y el cartón en lugar de otros materiales más contaminantes como el plástico. Esta estrategia es una respuesta a la demanda de los consumidores, cada vez más concienciados, pero también una iniciativa de un sector que lleva años trabajando para hacer realidad un nuevo modelo basado en la economía circular, que responda a los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030 definida por la Comisión Europea.

Además de la necesidad de encontrar nuevas soluciones de envasado, en el Congreso se plantearon otras prioridades a las que se enfrentan en la actualidad las compañías del sector agroalimentario como la lucha contra el desperdicio alimentario, la optimización de la producción o el impuso a una cadena de valor eficiente y sostenible.

Frente a todos estos desafíos, los organizadores apuestan por la Innovación sostenible y la colaboración en la cadena de valor, a través de alianzas, como estrategias clave para lograr los objetivos deseados.

Volver