Qué significan el certificado PEFC y el de cadena de custodia FSC

La sostenibilidad es un valor al alza que las empresas estamos interiorizando no solo porque es una tendencia a la que los consumidores dan cada vez más importancia, sino porque somos conscientes de la importancia del cuidado del medio ambiente y porque el objetivo es que nuestros productos sean seguros tanto para los consumidores como para la naturaleza.

Por eso en Drimpak Disponemos de los certificados de cadena de custodia FSC y PEFC. Pero ¿Qué significan? En este artículo lo explicamos.

PEFC es el sistema de certificación forestal más implantado en el mundo, con más de 300 millones de hectáreas certificadas en más de 30 países (dos de las cuales están en España). Su objetivo es asegurar que los bosques sean gestionados de forma responsable. Para lograrlo cuenta con la colaboración de propietarios y empresas del sector forestal que apuestan por la certificación de sus bosques e industrias.

Su misión, por tanto, es promover la gestión forestal sostenible para garantizar su conservación para el futuro. Su certificación es una garantía de que los productos de madera, papel y cartón proceden de bosques donde se han respetado las normas de sostenibilidad acordadas. Lo mejor de recurrir a una organización como PEFC para certificar el origen sostenible de los productos que utiliza una empresa es, precisamente, el hecho de que se trate de una organización externa a las industrias. Los consumidores reconocen más una certificación externa que una simple declaración por parte de la empresa.

La certificación de la cadena de custodia FSC permite a las empresas indicar en las etiquetas de sus productos que sostienen un modelo de gestión forestal responsable, lo que permite a los consumidores identificar y elegir estos productos.

Para asegurar que no haya contaminación y que sus productos certificados no se mezclen con otros no certificados a lo largo de la cadena, FSC verifica en cada etapa que los productos certificados estén identificados y separados de los demás.

La certificación de cadena de custodia es esencial para aquellas empresas que buscan acceder a mercados responsables y para demostrar que cumplen con políticas públicas o privadas de compra que tengan como requisito el uso de materiales ambientalmente responsables, como el sistema de etiquetado ecológico de la Unión Europea.

“Los clientes dan cada vez más importancia a la sostenibilidad de sus productos” afirmó el director general de Drimpak, Alejandro García, a la vuelta de la feria PCD de París, celebrada los días 31 de enero y 1 de febrero. Por eso, explicó, aumenta también el interés por el envase de cartón, precisamente por contar con certificaciones de cadena de custodia y sostenibilidad. “Combinadas –añadió– con sus propiedades de reciclabilidad y biodegradibilidad”.

Volver