Siete claves por las que un envase de cartón de calidad ayuda a vender un producto

Dicen que la primera impresión es lo que cuenta y que no hay segunda oportunidad para crear una buena primera impresión. Por eso, en un mercado cada vez más global y con más competencia, la calidad de un producto no basta para garantizar su éxito y es fundamental cuidar todos los detalles: la atención al cliente, las facilidades de compra y, por supuesto, el envasado y la presentación.

En este articulo repasamos los siete puntos clave por los que invertir en packaging plegable de cartón para tus productos puede marcar la diferencia en las ventas:

1) Crea marca: el envase plegable de cartón facilita la identificación de la marca por parte de los consumidores. Además, la tecnología de vanguardia con la que se trabaja hoy en día permite crear campañas especiales basadas en el packaging de un producto, como las campañas especiales de navidad. La máquina Varnish 3D Evolution & iFoil –una de las que tiene Drimpak en su fábrica– permite altos niveles de personalización y acceso a series cortas.

Envase navideño.

2) Transmite los valores corporativos: como la responsabilidad con el medioambiente de tu firma, utilizando productos sostenibles; el compromiso con la innovación o la creatividad.

3) Llama la atención de los consumidores: pese al auge del comercio electrónico, todavía alrededor del 70 por ciento de las decisiones de compra se toman en el punto de venta. En ese contexto el packaging tiene un valor fundamental como elemento que diferencia un producto de otro y que hace que el cliente final se decante por el nuestro y no por el de la competencia.

4) Ofrece facilidades logísticas: el envase plegable de cartón se crea siguiendo criterios estéticos y de sostenibilidad, pero también logísticos, ya que puede facilitar mucho las tareas de transporte y almacenaje.

5) Protege tu producto: evita que se ensucie o se raye. En el caso de los productos alimenticios, los envases además facilitan su conservación en condiciones óptimas durante más tiempo.

6) Genera valor: un producto que se aloja dentro de un estuche de cartón es percibido por los consumidores finales como un producto de más valor que aquellos que se venden sueltos o simplemente envueltos en un film de plástico.

7) Evoluciona mucho incluso a coste bajo: con pequeños aumentos en el presupuesto se pueden conseguir grandes saltos cualitativos en el packaging, con la mejora para la imagen de un producto –y de una marca– que conlleva.

Volver